Termitas y carcoma ¿Sabes cuál es la diferencia?

Termitas y carcoma ¿Sabes cuál es la diferencia?

Además de los efectos sobre la salud pública, los daños estructurales en los edificios son el gran problema de estas plagas. Tanto la termita como las carcomas perforan la madera para construir galerías pero sus características y sobre todo, el tratamiento para controlar la plaga de termitas y carcomas son muy diferentes si se trata de una u otra especie.

Cómo son las termitas y carcomas

Las termitas pueden ser tanto de color claro como oscuro y tienen alas de unos dos centímetros de largo. Viven en sociedad y se caracterizan por alimentarse de celulosa, sustancia muy presente en la madera.  La actividad de las termitas es totalmente silenciosa. Se detectaría por las bolitas de excrementos que expulsan a través de los agujeros. Tendrían la textura de un pequeño grano de café y su color es variable. Por otro lado, la carcoma localizada dentro de la madera se encuentra en el estadio de larva por lo que su apariencia es de gusano. Una vez son adultas, la abandonan y su forma se convierte en la de una hormiga alargada o un escarabajo pequeño. Por el contrario que la termita, la carcoma, en su actividad de perforar madera, realiza un ruido audible para los humanos. Además, los residuos que expulsa son una especie de serrín fácilmente detectable.

Te recomendamos…

Por regla general, se recomienda pintar o barnizar la madera con el fin de evitar la puesta de huevos en los agujeros. En el caso de infestación únicamente de un objeto, un remedio casero sería colocar éste en el horno a 60º o bien congelarlo a -17º. Pero si existe una infestación mayor se requerirá de tratamiento profesional, lo más seguro y efectivo para el control de dicha plaga.

Marga Borrego

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *